Clases de AB 60 en Centro Jornalero de Pomona

posted in: AB 60 Implementation, News | 0
Círculo de estudio permite a miles de inmigrantes obtener licencia de manejo AB60

 

 

 

Desde 2014, meses antes de que entrara en vigor la ley AB60 que autorizó las licencias de manejo para los inmigrantes indocumentados en California, el Centro Jornalero de Pomona creó un círculo de estudio para ayudarlos a prepararse para los exámenes requeridos por el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV).

Casi cuatro años después, el Círculo de Estudio continúa impatiendo estos talleres de preparación.

Hemos preparado para el examen escrito y de manejo a más de 5,000 inmigrantes”, dijo José Díaz Yáñez, coordinador del Círculo de Estudio.

José Díaz, coordinador del círculo de estudio del Centro Jornalero de Pomona , él mismo obtuvo su licencia de manejo bajo la ley AB60. (foto suministrada).

Ayuda que te ayudaré

Todo comenzó porque el propio Díaz Yáñez iba a solicitar la licencia de manejo cuando la ley entró en vigor el 2 de enero de 2015. “No teníamos licencia y teníamos que prepararnos. Aprendernos el manual de automovilista estaba en  ‘chino.’ Así que preparamos cinco exámenes con diferentes preguntas que revisábamos en el manual y comenzamos con el Círculo de Estudio”, recuerda.

Lo hicieron con el apoyo del Centro Jornalero de Pomona y en sus instalaciones dieron inicio.

Cuando la demanda por las licencias AB60 comenzó a reducirse, se ampliaron a las escuelas del Distrito Escolar de esa ciudad.

Hemos dado talleres en 30 escuelas. La mayor parte de los asistentes son madres de familia quizá porque las clases son durante el día y los hombres tienen que irse al trabajo”, dice. Agrega que cada sesión dura tres horas. “En promedio la preparación dura cinco semanas”, explica.

Muchos padres han asistido al Círculo de Estudio para las licencias de manejo AB60 creado por el Centro Jornalero de Pomona impartido en las escuelas del Distrito Escolar de esa ciudad. (foto cortesía Benjamín Wood)

Cuenta que la mayor razón por la que muchos inmigrantes fracasaban en el examen escrito se debía a que las traducciones al español mucha veces contemplaba palabras o frases que no eran de uso común para ellos.

“Les enseñamos a usar el sentido común y la lógica porque a veces las preguntas no pueden 100 por ciento ser similares a las analizadas en el Círculo de Estudio”, comenta.

Díaz Yánez confiesa que preparar a los inmigrantes para sus exámenes de las licencias de manejo es una gran motivación. “Cuando regresan con su licencia de manejo es donde todo el trabajo se ve reflejado. La principal ganancia es que con una licencia de manejo ya pueden ir a trabajar más lejos y mejorar su economía”, dice.

La preparación para los exámenes no es solo teórica, sino práctica. “Lo llevo a dos o tres rutas que los inspectores del DMV utilizan para hacer sus exámenes prácticos detrás del volante”, cuenta.

Díaz Yáñez obtuvo su licencia de manejo AB60 el 22 de enero de 2015. “Uno se siente más libre. Ya no es un pájaro enjaulado”, confía

Revela que él sufrió lo mismo por lo que pasaron los inmigrantes cuando no había posibilidad de contar con una licencia.

“Una vez me quitaron el carro que porque no prendí las direccionales para dar la vuelta a la distancia requerida. Cuando me pidió la licencia el oficial, le entregué la que había sacado en México. ‘Estás en California, necesitas una de este estado. Así que te voy a quitar el carro’”, recuerda que le dijo el policía.

El Círculo de Estudios del Centro Jornalero de Pomona ha preparado a miles de inmigrantes para obtener su licencia de manejo bajo la ley AB60. (foto cortesía Benjamín Wood)

El vehículo le había costado 300 dólares. Por sacarlo del corralón le cobraban 2,000 dólares. “Me sentí muy frustrado. Decidí regalarles el carro. Solo pagué el cobro de la grúa que se lo llevó. Fueron 190 dólares”, recuerda.

 

Una vez con su  licencia de manejo AB60 narra que a propósito fue y pasó por uno retén policiaco. “Sin que me pidieran la licencia, se la mostré al oficial. ‘No te la he pedido’, me dijo. ‘Se la entrego para que vea que tengo licencia’, le dije. ‘¿Vienes borracho?’, me dijo. ‘No, vengo de trabajar’, le respondí. ‘Te puedes ir’, me dijo. En ese retén, solté toda la frustración que acumulé por años a causa del maltrato que me dio la policía por la falta de licencia”, confiesa.

A la tercera va la vencida

Hace un año, Martha Cortez obtuvo su licencia de manejo AB60 después de asistir al Círculo de Estudios del Centro Jornalero de Pomona.

“Yo estudiaba en el Internet por mi cuenta pero después de reprobar dos veces el examen escrito, un amigo me recomendó el Círculo de Estudios”, dice la cuidadora de ancianos.

“En tres semanas estuve preparada y pasé el examen en el tercer intento. Me sirvió bastante el Círculo de Estudio y también estuve orando mucho”, precisa.

Incluso revela que ella no sabía manejar, y fue el propio Díaz Yáñez quien la enseñó.

“Ya no tengo miedo a  meterme al freeway. Y me siento más segura al pasar por algún retén”, admite feliz.

En grupo se aprende mejor dicen inmigrantes que se prepararon para pasar los exámenes para la licencia de manejo AB60 en el Círculo de Estudio del Centro Jornalero de Pomona. (Fotos cortesía Benjamín Woods).
En grupo se aprende mejor, dicen inmigrantes que se prepararon para pasar los exámenes para la licencia de manejo AB60 en el Círculo de Estudio del Centro Jornalero de Pomona. (Fotos cortesía Benjamín Wood).

Obstáculos a vencer

Muchos inmigrantes se tardaron en solicitar la licencia de manejo bajo la ley AB60 por miedo a que las autoridades de migración pudieran tener acceso a sus datos personales.

“Mi esposo y yo no la sacamos el primer año porque había rumores de que con la licencia nos iban a deportar. Pero una vez fuimos a un foro donde estuvo una representante del DMV en Pomona. Después de escucharla, nos dimos cuenta que no había nada que temer y nos animamos a solicitar la licencia”, platica Laura Reyes.

Al principio, decidió estudiar por su cuenta. “Me metía a la página web del DMV a estudiar pero me quedaba dormida”, admite.

Al ver que no avanzaba en su preparación, decidió ir al círculo de estudio. “Ahí, sí se me pegaban más las cosas. Uno puede preguntar sus dudas y la gente que asiste, comparte sus experiencias de las cuales se aprende”, observa.

Reyes iba dos veces por semanas al Círculo de Estudio. “¡No faltaba!”, aclara.

Así fue como Reyes pasó el examen escrito y práctico al primer intento.

“Con mi licencia me siento más relajada y sin temores al manejar”, explica.

Laura Reyes se preparó para pasar los exámenes requeridos por el DMV para obtener su licencia de manejo en el círculo de estudios del Centro del Jornalero de Pomona. (foto suministrada).

Mientras haya demanda seguirán

Díaz Yáñez dice que mientras el Distrito Unificado de Pomona les preste sus instalaciones y haya demanda seguirán con el Círculo de Estudio de las licencias AB60. “Ahorita estamos todos los martes de 8:30 a 11:30 de la mañana en el Centro de Padres del Distrito”, remarca.

A los inmigrantes, entre ellos muchos jornaleros que por desconfianza todavía no se animan a solicitar su licencia, les dice que no tengan miedo. “Ante las circunstancias, tenemos que aprovechar esta oportunidad”, urgió.

Si te interesa asistir a las clases del Círculo de Estudios, acude al Centro de Padres del Distrito Unificado de Pomona en el 800 S. Garey Ave. Pomona, California. 91766, salón 215, los martes de 8:30 a.m. a 11:00 a.m.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *